X

Reducir el sodio en tu dieta no es la única opción que ayuda a controlar la presión arterial. La hipertensión es uno de los factores de riesgo más importantes de enfermedades cardiovasculares que puede prevenirse y controlarse con una alimentación saludable. Además de no consumir más de los 5 gramos de sal diarios, recomendados por la Organización Mundial de la Salud (OMS), es útil que incorpores a tu dieta algunos alimentos claves para lograrlo.

Veamos algunos de ellos:

Ajo

Este vasodilatador natural ayuda a disminuir la presión arterial y el colesterol malo o LDL e incrementa el colesterol bueno o HDL.

Además, es un anticoagulante natural gracias a su componente activo, la alicina, que estimula y mantiene la fluidez de la sangre, mejorando su circulación, lo que ayuda a prevenir la aparición de enfermedades cardiovasculares.

Para aprovechar mejor sus beneficios saludables se recomienda consumirlo fresco por ser terapéuticamente más eficaz.

Remolacha

Esta verdura cuenta con un alto contenido de nitratos inorgánicos, que al convertirse en óxido nítrico durante la digestión, produce un efecto vasodilatador que ayuda a reducir la presión arterial.

Para que el nitrato no se disuelva en el agua de cocción y pierda sus propiedades, se aconseja no hervir la remolacha sino cocinarla al vapor, asarla o bien consumirla cruda en forma de jugo.

Arándanos

Al igual que las frutillas y la frambuesa, los arándanos contienen antocianinas, flavonoides que ayudan a proteger el endotelio (la capa interior de los vasos sanguíneos) y a controlar la presión arterial.

También contienen un antioxidante natural llamado pterostilbeno, que colabora con la reducción del colesterol malo.

Puedes consumirlos en forma de jugo, batidos, o dentro del yogurt, granolas, ensaladas y postres.