X

El “síndrome de corazón roto” o “takotsubo”, es una enfermedad que afecta al músculo cardíaco, provocándole un movimiento anormal e incontrolado, además de cambios en el movimiento de la sangre en el sistema vascular, explica el Dr. Pavel García Salgado, cardiólogo del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

Mientras que una parte del corazón se agranda temporalmente y no bombea sangre en forma correcta, el resto funciona normalmente, o inclusive con contracciones más fuertes.

El nombre “takotsubo” se refiere a la forma que adopta el corazón, similar a una trampa para pulpos utilizada en Japón, con forma de jarrón acostado.

Fue descripto por primera vez en Japón en 1990. Su incidencia en Latinoamérica se desconoce; el primer caso reportado en México fué en el año 2004.

A quiénes afecta

Se le llama síndrome de corazón roto porque afecta predominantemente a mujeres, a quienes les ha ocurrido después de un evento emocional intenso.

Es más común en mujeres post-menopáusicas con pocos factores de riesgo cardiovascular.

Pero, para el neurólogo especializado en cardiología intervencionista, Ricardo Jauregui Aguilar, se requiere de un estrés y adrenalina mayor a una ruptura sentimental para que el takotsubo se manifieste,

En cuanto a que es más frecuente en mujeres post-menopáusicas, Jauregui Aguilar señala que  “No hay estudios científicos suficientes para definir por qué una mujer aparentemente sana, cuyo único problema es que está en el climaterio y por ello ya no producen hormonas, lo desarrolla”.

No hay estudios científicos suficientes para definir por qué una mujer aparentemente sana, cuyo único problema es que está en el climaterio y por ello ya no producen hormonas, lo desarrolla

Por otro lado, está la paradoja de que las afectadas suelen ser mujeres habitualmente sanas, que no tienen colesterol alto, no son fumadoras y tampoco tienen presión alta. Muchas veces hasta se ejercitan y hacen actividad física.

¿Takotsubo o infarto?

La manifestación de este síndrome simula un Infarto Agudo de Miocardio (IAM), por lo que corre el riesgo de ser diagnosticado erróneamente como un ataque cardíaco.

No sólo comparte síntomas, sino también los resultados de los exámenes, como  cambios importantes en el ritmo cardíaco y sustancias en sangre que son típicas del ataque cardíaco. Sin embargo no hay evidencia de arterias cardíacas bloqueadas.

Los signos más comunes incluyen:

  • Dolor torácico agudo, de origen cardiaco (angina de pecho)
  • Dificultad para respirar
  • Falta de aliento
  • Palpitaciones
  • Palidez
  • Sudor

Posibles causas

Si bien se reportaron casos sin un desencadenante evidente, el más común parece ser un estrés emocional o físico intenso, que podría estar provocado por:

  • Malas noticias, tales como enterarse de la muerte inesperada de un ser querido o un diagnóstico médico atemorizante
  • Violencia doméstica
  • Pérdida cuantiosa de dinero
  • Desastres naturales
  • Una fiesta sorpresa
  • Hablar en público
  • Perder el trabajo
  • Divorcio
  • Ataque de asma, sufrir un accidente de auto o someterse a una cirugía mayor

Tratamiento

En la actualidad, el Sindrome de corazón roto es considerado una insuficiencia cardíaca aguda que requiere tratamiento.

García Salgado señala que en el IMSS se brinda tratamiento mediante manejo trombolítico, que consiste en el uso de fármacos para romper o disolver los coágulos de sangre, dentro de las 6 horas siguientes al inicio del dolor.

La mayoría de las personas que lo padecen logran recuperarse por completo en pocas semanas y tienen un bajo riesgo de que les vuelva a ocurrir, aunque en algunos casos puede ser fatal.

En el equipo de Latiendo Sano buscamos acercarte información útil para que controles tu riesgo cardiovascular.