X

Conocer nuestros números saludables es una parte fundamental de prevenir eventos cardiovasculares. El control periódico de nuestros niveles de colesterol, triglicéridos, presión arterial, peso  e índice glucémico, termina siendo fundamental para lograr alejarse de la epidemia actual de cardiopatías isquémicas, hipertensivas y de enfermedades cerebrovasculares que avanzan sin respiro.

En especial en la mujer. Aproximadamente un tercio de las mujeres mexicanas muere por enfermedades cardiovasculares.

La fisiología cardíaca más la gestación, desarrollo, presentación y tratamiento de las enfermedades cardiovasculares en las mujeres, se encuentra con manejos subóptimos en México, según señala la Dra. Edith D. Ruíz Gastelum, Presidente del Capítulo de Asociación Nacional de Cardiólogos de México (ANCAM) “Cardiopatías en la Mujer”, lo que trae a consecuencia una alta mortalidad y en ascenso.

conciencia_mujerycorazon

Las cifras ideales

A fines de prevenir la enfermedad cardiovascular en las mujeres, la ANCAM propone como objetivo los siguientes valores en sus niveles de presión arterial y lípidos, ambos factores de riesgo de enfermedades cardiovasculares:

  • presión arterial < 120/80 mmHg y en hipertensión arterial < 140/90 mmHg (si hay daño renal, 130/80 mmHg)
  • colesterol LDL (colesterol malo) < 100 mg/dl
  • colesterol no – HDL  < 130 mg/dl
  • colesterol HDL (colesterol bueno) > 50 mg/dl
  • triglicéridos < 150 mg/dl (en caso de diabetes Mellitus, Hb A1c < 7 %)

Es importante aclarar que tanto el colesterol como la presión arterial elevados son factores de riesgo “modificables”, es decir que pueden prevenirse y controlarse a través de la adquisición de hábitos saludables relacionados principalmente al consumo de una dieta saludable y la práctica regular de ejercicio físico.

Medidas preventivas

La ANCAM sugiere a las mujeres:

  • suspender el tabaco
  • realizar un mínimo de 30 minutos de ejercicio físico diario, y si hay sobrepeso, aumentarlo de 60 a 90 minutos diarios
  • consumir una dieta rica en fruta y vegetales, con menos de 10 por ciento de grasas saturadas (si es posible 7 por ciento), con 300 mg de colesterol
  • no ingerir más de 1 copa al día
  • disminuir la ingesta de sodio a 2,3 gramos diarios
  • consumir omega 3, de 2 a 4 gramos diarios, tanto para reducir el HDL como en casos de hipertrigliceridemia