X

Según la ciencia, la pasión por el fútbol se asocia con un estado emocional tan fuerte como la de una persona enamorada, generando un estrés emocional que puede funcionar como un disparador de un evento cardiovascular.

El fútbol puede generar por un lado, emociones positivas que activan los mismos circuitos cerebrales y neurotransmisores que en los enamorados, como la liberación de dopamina a modo de recompensa.

Pero, ¿qué pasa en el caso de los partidos donde se generan emociones tan apasionadas?

Estudios han demostrado que los partidos en los que juega la selección nacional, aumenta la tasa de infartos. Esto se debe al gatillo emocional que se dispara en personas con factores de riesgo cardiovascular como colesterol, tabaquismo, hipertensión o diabetes.

La mayoría de los eventos cardíacos son prevenibles si se tienen en cuenta los factores de riesgo cardiovascular y se realizan los controles médicos preventivos.

¿Alguna vez te has preguntado por qué estadios como Azteca, Jalisco, Azul y México 68, cuentan con desfibriladores? Estos dispositivos no sólo sirven para asistir a los deportistas  sino también a los aficionados.

Ver, escuchar o presenciar este tipo de partidos generan estrés emocional que puede detener el corazón. ¿Cómo?

Las emociones desatadas, como: ansiedad, inquietud, tensión, excitación, angustia o sensación desafiante, repetidas a lo largo de 90 minutos, pueden traducirse en una descarga alta de noradrenalina, una hormona que provoca cambios de orden cardiovascular.

El corazón comienza a tener contracciones más fuertes y rápidas que favorecen un estrechamiento de las arterias, incrementando la presión arterial y la formación de coágulos, todos factores que favorecen un infarto.

¿Qué medidas preventivas hay que tener en cuenta a la hora del partido?

  • Moderar la ingesta de bebidas alcohólicas
  • Limitar el consumo de tabaco
  • Estar bien hidratado
  • Comer liviano
  • Moderar los alimentos que suben la presión arterial
  • Si tomas alguna medicación, no dejes de tomarla por ver el partido
  • Si posees algún factor de riesgo cardiovascular, mira los partidos acompañado de familiares o amigos

Si el fútbol es tu pasión y cuentas con algún factor de riesgo cardiovascular, no puedes dejar de conocer tu nivel de riesgo cardíaco.