X

Hay ciertos alimentos que son tan buenos para la salud, tan ricos en nutrientes como vitaminas, minerales y antioxidantes que la prensa los tilda de super. Te presentamos algunos de los alimentos que te ayudarán a regular las grasas y no comer de más.

Si bien no hay una definición oficial de qué es un superalimento, el término se asocia a que pequeñas cantidades contienen una gran concentración de nutrientes, además de pocas calorías.

Existen alimentos que pueden ayudarte a controlar el peso corporal por el grado de saciedad que producen, por su contenido de fibra, almidón resistente y/o agua. Otros contienen compuestos que limitan la absorción de grasas.

¡No son mágicos! No hay alimentos ni superalimentos que puedan compensar una alimentación poco saludable. Por eso es importante que sepas, que funcionan incorporados dentro del contexto de una dieta equilibrada y saludable, complementada con actividad física regular para obtener beneficios reales.

Te verde latiendo sano

Té verde

Varios estudios confirman que los bebedores regulares de esta variedad de té pesan menos y tienen una circunferencia de cintura menor.

Además de brindar pocas calorías, contiene un compuesto, la epigalocatequina-3-galato (EGCG), un poderoso antioxidante que limita la absorción de grasa en el cuerpo.

Se sugiere no tomar más de 5 tazas al día.

Almendras

Comer una pequeña porción antes de realizar actividad física ayuda a quemar grasa y carbohidratos.

Un estudio demostró que las personas que agregaron un complemento diario de almendras a una dieta baja en calorías, al cabo de un tiempo perdieron más peso que las personas que siguieron la misma dieta, pero en lugar de almendras, comieron galletas.

Se cree que la grasa de las almendras no puede ser completamente absorbida y también, que puede brindar sensación de saciedad por más tiempo. Para lograrlo se recomienda una porción que no supere los 25 gramos.

Legumbres

No importa si son lentejas, garbanzos o frijoles; las legumbres tienen bajo contenido de grasa y nada de colesterol.

Un estudio aseguró que comerlas regularmente puede ayudar a controlar y combatir la obesidad, mientras que otro demostró que comer unas 5 porciones de 200 gramos a la semana es más eficaz para reducir la grasa abdominal que recortar la dieta en 500 calorías diarias.

Una taza de frijoles negros contiene unos 15 gramos de proteína sin ninguna de las grasas saturadas que se encuentran en otras fuentes de proteína como la carne roja.

Avena

Este cereal es muy rico en fibra, por lo que 1 porción puede ayudar a sentirte satisfecho durante todo el día. Sólo media taza contiene 4,6 gramos de almidón resistente, un carbohidrato saludable que aumenta el metabolismo y ayuda a quemar grasas.

 

Pomelo

Esta fruta se caracteriza por su poder saciante. Contiene un 90 por ciento de agua y nutrientes que ayudan a reducir los niveles de insulina, la hormona encargada de controlar el almacenamiento de grasas.

También resulta tentador para los que quieren adelgazar, porque sus calorías son menores a las de otros cítricos, como la naranja, la mandarina o el limón.

Papas

Las papas son ricas en carbohidratos, pero 3 veces más saciantes que una rebanada de pan blanco. Además, también son ricas en almidón resistente.

Salmón

Esta fuente magra de proteína te ayuda a sentirte satisfecho por su contenido de ácidos grasos monoinsaturados.

Un estudio del 2001 demostró que las personas que comen una dieta rica en este tipo de ácidos grasos perdieron un promedio de casi 4 kilos, mientras que los que siguieron una dieta con bajo contenido, ganaron un promedio de 3.