X

No dormir, o mejor dicho, no descansar es una problemática que cada vez afecta a más personas; y no sólo a los adultos.
Durante el sueño la mente se ocupa de integrar y descansar, mientras que el cuerpo se ocupa de eliminar toxinas, reparar y regenerar, entre otras funciones.

Como recargas tu celular, deberías recargar tu batería interna, y para eso, el descanso es esencial.

¿Nunca te pasó que a la mañana encontraste la solución a algo que por la noche no lograbas?
¿Notaste que cuando duermes poco o mal, al otro día deseas comer más y peor?
¿Cómo cambia tu estado de ánimo cuando tienes sueño? ¿Afecta esto a tus relaciones?

Sin duda, la falta de sueño nos puede llevar a tener menos atención y concentración, aumentando los riesgos de accidentes. También puede disminuir nuestra creatividad y productividad laboral.

Según la Asociación Mundial de Medicina del Sueño (WASM), condiciones como el insomnio y la privación del sueño, resultan en la pérdida de calidad del sueño que puede conducir a numerosos problemas de salud como hipertensión, enfermedades del corazón, accidente cerebro vascular y diabetes.

Estas posturas de Yoga te ayudarán a llevar la atención de afuera hacia adentro, aumentando tu relajación e invitando así a tu cuerpo a bajar los cambios necesarios para soltar y descansar.
Recomiendo realizar estas posturas en tu cama. Así ya estás a un paso de acostarte.
Comienza desconectándote de todos los dispositivos electrónicos y conéctate con tu respiración.

Postura del niño – Balasana

1. Comienza con tus manos y rodillas sobre el mat.
2. Lleva la cola hacia los talones. Tus rodillas pueden estar juntas o separadas (lo que te sea más cómodo).
3. La frente se apoya en el mat o en un cojín (si ya estás en la cama), mientras tus brazos, hombros y todo tu cuerpo se relaja.
4. Quédate en esta postura 10 respiraciones profundas o más, si así lo deseas.

Piernas contra la pared – Viparita

1. Comienza colocándote de lado, con la cola pegada a la pared.
2. Recuéstate elevando tus piernas y apoyando bien el sacro y toda tu columna en el mat/colchón. La idea es que tu cola quede bien cerca de la pared una vez que te recuestas.
3. Lleva los brazos hacia los lados, relaja los hombros y los músculos de tu cara; deja que todo el peso del cuerpo descanse sobre el mat (o el colchón si estás en tu cama).
4. Quédate en esta postura respirando profundamente el tiempo que necesites para relajarte por completo.

Postura del ángulo reclinado – Supta baddha konasana

1. Una vez recostado boca arriba, junta las plantas de tus pies (si te es incómodo después de algunas respiraciones, puedes cerrar tus rodillas).
2. Con los hombros relajados, lleva tus manos hacia el vientre.
3. Cuando inhalas, expande el abdomen, y cuando exhalas, lo relajas. A esta manera de respirar se le llama respiración diafragmática. Sin duda te ayudará a relajarte aún más, beneficiando tu descanso
profundo.
4. Quédate en esta postura el tiempo que desees mientras te relajas profundamente.

Luana Hervier
Coach en Nutrición y Estilo de vida, Profesora internacional de Yoga y Educación Física. Autora del libro LuanaLiving, nutrición y movimiento para el cuerpo y el alma. Conductora de TV y radio. Fundadora de One Yoga Foundation con base en Miami. Embajadora de Reebok Argentina. Actualmente se encuentra dando clases y coaching desde Buenos Aires para el mundo, en español, inglés y portugués.
www.luanaliving.com
www.facebook.com/luanahervier